Poema a la Marimba

Destacados Temas de interés

la-marimba

Cimbra, Marimba tu canto
melodías de cristal
y tiembla la cordillera
cuando vibra tu madera
de sonoro instrumental.

Marimba, tu arpegio de oro
es un poema canoro
que se quiebra en madrigal
de dulce melancolía
y al tornarse en poesía
se vuelve épico y triunfal.

Por eso, la raza entera
tanto te quiere y te admira
y el que está lejos suspira
por tus notas de turpial,
por que eres, marimba lira
la pauta donde se inspira,
la leyenda del Quetzal.

Marimba
me han dicho que te labraron
en lejanos astilleros;
que extrañas manos tallaron
tus teclas en los maderos
de Honduras o Yucatán
pero no, eso es mentira:
ni eres hija de Lempira
ni gloria de Yucatán.

Tu naciste en ésta tierra,
tu abolengo es de mengala,
maderas de Guatemala,
que sembró Tecún Umán.

Autor: Rudy Solares Gálvez.

1 comentario sobre «Poema a la Marimba»

  1. LA MARIMBA

    Gime tu nota, mi lira
    tiene aroma de madera,
    en tu son mi sangre delira
    como eterna primavera,
    ¡de la tierra platanera!

    Une tu fuerza a mi duelo
    con tu ritmo misterioso,
    en sonoro eco de cielo
    peregrino y melodioso,
    ¡Y su tañido es precioso!

    Alma indígena y fecunda
    cuna—Quetzal: El Laúd
    lleva alegría o profunda
    melancolía de ataúd,
    ¡por la marimba, salud!

    Tú, la de luz golondrina
    iluminas los güisquiles
    y toda casta chapina
    alfombra de güipiles,
    ¡de los Mayas y Pipiles!

    Eres el pan de justicia
    sonar de hormigo, el origen
    marimbero y la delicia
    de tu registro aborigen,
    ¡que por tu trino te eligen!

    Más allá de ser humana
    sinfonía, en sus abrazos
    que la música emana…
    al esa alma hace pedazos,
    ¡o ilumina sus ojazos!

    Amo bañarme en tu arroyo;
    soñar tu épico teclado
    monorrimo grito yoyo,
    del sonido derramado,
    ¡al oírla…yo he llorado!

    Le he mirado en sus ojos
    alegría de chirimía
    vibrar, y con sus antojos
    hacer, la marimba, mía,
    ¡mágica melancolía!

    Amas duerma entre tu arrullo
    de música y violineta
    y me duermo en tu murmullo
    que inunda todo el planeta
    ¡quizás, porque soy poeta!

    Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
    “Hombre de Maíz” 2009
    ITALIA.SELAE: PREMIO MUNDIAL A LA TRAYECTORIA 2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.