Aficionados logran contactar con una nave espacial perdida durante 15 años

Destacados Temas de interés

Aficionados logran contactar con una nave espacial perdida durante 15 años A través de Observatorio Astronómico de Córdoba (OAC), obtuvimos esta extraordinaria noticia y que a continuación les compartimos.

Un grupo de aficionados ha logrado ponerse en contacto con una vieja nave de la NASA lanzada al espacio en 1978 y abandonada a su suerte desde hace más de quince años tras terminar su misión. El objetivo del grupo es conseguir tomar el control de la sonda y traerla a la vida útil cuando pase cerca de la Tierra el próximo agosto.

El equipo ha realizado ya el primer contacto con la nave, llamada Explorador Internacional Sol-Tierra (ISEE-3), tras enviar una señal desde el radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico. «Sabíamos que podíamos hacerlo, es una reivindicación», dice Keith Cowing, codirector del proyecto, en la web de la revista Science. «Es algo así como viajar hacia atrás en el tiempo para recuperar algo que de otro modo se habría perdido», añade.

Los voluntarios, entre los que se encuentran amantes de la ciencia, estudiantes y jubilados de la NASA, pretenden ahora conseguir los datos de telemetría de la nave espacial. En los próximos días, tratarán de conocer cuál es el auténtico estado de la nave y sus trece instrumentos científicos. Si todo va bien, intentarán utilizar el combustible restante para mover la sonda a una nueva órbita. Entonces emplearán un segundo radiotelescopio, un antena de 21 metros en la Universidad Estatal de Morehead en Kentucky, para seguir la nave con más facilidad a medida que se acerca a la Tierra.

La ISEE-3 fue lanzada en 1978 para estudiar cómo la corriente de partículas cargadas que fluye desde el Sol, el viento solar, actúa sobre el campo magnético de la Tierra. Tras completar su misión, la sonda vigiló al famoso cometa Halley en su visita de 1986. Después, se dedicó a investigar las eyecciones de masa coronal, las más intensas que se producen en el Sol.

La NASA desactivó la nave en 1997, dejándola a su suerte, aunque su transmisor no fue desconectado, lo que ha permitido volver a encontrarla a pesar de su débil señal. Entonces, su órbita cementerio la situaba a unos 45 millones de km de nuestro planeta. Se acerca poco a poco, produciéndose el máximo el próximo 10 de agosto. Ese día la señal será 10.000 veces más fuerte.

Para realizar el proyecto, los aficionados han recurrido al crowdfunding, una forma alternativa de financiación colectiva, con la que han recaudado más de 150.000 dólares.

Referencias: http://www.abc.es/ciencia/20140531/abci-aficionados-logran-contactar-nave-201405301618.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.