San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango

Depto. de Quetzaltenango Destacados

San Juan Ostuncalco QuetzaltenangoSan Juan Ostuncalco, municipio perteneciente al departamento de Quetzaltenango. Localizado a 228 km de la ciudad capital y a 14 km de la cabecera departamental, con la que se comunica por medio de la Ruta Interamericana Nº. CA 1 carretera asfaltada transitable todo el año, que de Guatemala conduce a la frontera con México.

Existe una leyenda de origen, que constituye parte de memoria colectiva de los indígenas y ladinos de Ostuncalco. Una variante de la misma leyenda se conoce en Concepción Chiquirichapa. (ANONIMO, 1,955).

La versión más detallada fue recopilada y traducida del Mam al castellano por el investigador Benjamín CUSH CHAN [1,953] ofrecemos al lector una transcripción del texto inédito. “Precisamente en el lugar en donde está asentado hoy día el pueblo de Ostuncalco, antiguamente había un gran lago a cuya orilla estaba el pueblo de Concepción Chiquirichapa. Unas personas que vivían en la loma de un cerro bastante elevado que estaba situado en frente de una montaña que se llamaba Twi sak´bajlak, se retiraron de la misma debido a que una ave que llamaba Twi, que era muy grande y tenía su nido en la montaña mencionada, llegaba a matar a los niños cuando sus padres se ausentaban del lugar, y se los llevaban a su nido para comérselos.

Como no podían matar al animal porque su nido lo tenía en un peñasco muy alto, estas gentes abandonaron la loma dejando solo una campana grande, la que no se llevaron por motivo que no aguantaron transportarla y se trasladaron a la población de Concepción Chiquirichapa. Los vecinos de este pueblo no les dieron alojamiento, porque no había donde ponerlos, pues el único lugar disponible era el lago; el jefe que encabezaba a este grupo se llamaba Juan Diego López, quien pidió en nombre de todos que les dieran ese lago y que ellos se comprometían a quitar el agua. Los vecinos de Concepción Chiquirichapa aceptaron y se los dieron.

Pensaron luego como sacar el agua y como Juan Diego López era muy sagaz y tenía un poder misterioso, arreglo unos palos largos en forma de cerbatana, los junto y los puso con dirección al oriente; en eso tubos pasos el agua poco a poco al departamento de Sololá, que actualmente se llama lago de Panajachel o Atitlán. Cuando ya no había agua principiaron a hacer sus viviendas y al nuevo pueblo le pusieron por nombre San Juan, en honor a su fundador Juan Diego López, y como este llamaba a su gente por medio del Tun para que requieran es por eso que les pusieron Ostuncalco.

La campana que dejaron en la loma, que hoy se llama Twi campani (sobre la campana(, se oye en la actualidad en los días festivos como el día de San Juan, Semana Santa y el día de los Santos.

Crédito de la imagen: visitaxela.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *