Hace unas semanas, fui a la clase de Chase para una tutoría.

Destacados Temas de interés

Hace unas semanas, fui a la clase de Chase para una tutoríaCon gusto les comparto este tema, con el cual hago un homenaje a mi maestro de primara, Don Jaime, por su dedicación y abnegación, más que maestro, fue nuestro amigo. Q.E.P.D.

Le envié una noche un correo electrónico a la profesora de Chase y le dije: “Chase sigue diciéndome que esto que le estás enviando para la casa es Matemática – Pero no estoy seguro de creerle. Ayuda, por favor.” Ella me respondió inmediatamente escribiendo: “¡No hay problema! Le puedo hacer clases a Chase después del colegio en cualquier momento.” Y yo dije: “No, no él. Yo. Él lo entiende. Ayúdame a mí.” Y así es como acabé de pie frente a un pizarrón en una sala vacía de quinto grado mirando fijamente filas a las que la profesora de Chase se refiere como “Números” .

Estaba un poco temblorosa en el pizarrón mientras la profesora de Chase estaba detrás de mí, sentada en su escritorio, usando una voz suave para tratar de ayudarme a entender la “Nueva forma en que enseñamos las divisiones grandes”. Por suerte, no tuve que desaprender mucho porque nunca entendí la “vieja manera de la división grande.” Tardé una hora entera para completar un problema, pero puedo decir que igual le gustaba a la profesora. Ella solía trabajar con la NASA, así que obviamente tenemos mucho en común. Leer el artículo completo

Crédito de la imagen: upsocl.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *