Cunén, Quiché

Depto. de Quiché Destacados

Grutas de Cunen QuicheCunén, municipio del departamento de El Quiché, Guatemala. Está ubicado en la Sierra de los Cuchumatanes a una altura de 1827 metros sobre el nivel del mar. El municipio tiene una extensión de 168 km² y en el 2002 tenía una población de 25,600 habitantes, repartidos sobre la cabecera municipal y 49 aldeas, cantones, caseríos y parajes.2 La mayoría de la población es de origen maya k’iche’.

Colinda con los municipios de Uspantán al este, Nebaj al noroeste, Cotzal al norte, Sacapulas al suroeste, y San Andrés Sajcabajá al sur.
La fiesta titular, en honor de la inmaculada Virgen de Candelaria, se celebra desde el 30 de enero al 3 de febrero.

En el año de 1,690 el territorio de Cunén estaba integrado al corregimiento de Totonicapán, bajo administración de la orden de los dominicos con el nombre de Santa María Cunén.

En 1,836 Cunén fue integrado al distrito de Sololá. Con la creación del departamento de el Quiché en 1,872 surgió Cunén, como municipio de este, según decreto ejecutivo No. 72 del 12 de agosto del año mencionado.

Durante el período colonial se le llamó Santa María Cunén o Santa María Magdalena Cunén. Fue declarado monumento nacional precolombino el 24 de abril de 1,931.

La Patrona del pueblo es la inmaculada Virgen de Candelaria, en cuyo honor se celebra la fiesta Titular, comprendida del 29 de enero al 3 de febrero.

El pueblo no siempre estuvo asentado en el sitio donde actualmente se ecuentra, sino en el lugar donde actualmente se encuentra situada la aldea “Los Trigales» y que debido a que hubo un deslave en uno de los cerros cercanos, a causa de las inclemencias de un invierno, fue trasladado al sitio actual. De esto aún se conservan testimonios, y puede apreciarse la parte del cerro que se derrumbó.

Este municipio cuenta con lugares turísticos como: La meseta Llano de los ratones, cerro Siete orejas, Las grutas, La cueva, Laguna de la hacienda y la Catarata el Chorro.

Aunque cuenta con una modesta y agradable urbanización, Cunén carece de industrias y del ruido de la ciudad. Su ambiente resulta muy natural, con bosques mixtos y de coníferas.

Las actividades del área son principalmente agrícolas. Su población es baja considerando la extensión, su topografía facilita contrastantes paisajes de empinados cerros.

La inclinación de las montañas circundantes resulta en tramos vulnerables a tormentas y lluvias, mismas que derribaron parte de algunos cerros. Sin embargo se puede recorrer Cunén sin problemas, la carretera se encuentra asfaltada, cruzar Cunén es una experiencia muy agradable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.