Amor campesino en mi Guatemala

Destacados Temas de interés

amor campesino GuatemalaDe la pluma del escritor y poeta guatemalteco, Sal Tróccoli, les comparto este artículo dedicado a la gente campesina de nuestra Guatemala.

Gracias patria por regalarme, toda esta bella luz nacida de tus cielos, reflejos de amaneceres y atardeceres, instantes en que vos nana pintas esta estampa que en el reloj de la vida afronta la humildad de mujeres y hombres, mismo que labran la tierra por poder alimentar el hambre de otros hermanos, mismos que en las urbes rompen el acero fabricando utensilios en fábricas e industrias que mal pagan.

Siendo de esta manera que a vos que caminas a lado de estas letras, también te invito a visitar el arte que la madre naturaleza ha regalado al paisano sangre de la patria y a el mismo le ha regalado la libertad de mostrar los rasgos de su arte.

Veni aquí conmigo pues chapines del alma, veni sí que a vos quiero contar y platicarte de estas neblinas que hoy cubren la mañana, en esta Guatemala Ada y Sra. Que de magias en colores muestran sus madrugadas encantadas por campos que el hombre siembra de abajo y arriba el sagrado dorado del maíz, y eso es la fiesta de barro hoy dia que mi hermano Balam, está calzando la milpa en esta tierra fría.

Hoy en este ahora, momento que siquiera por una vez, me dejes ser el indígena campesino que al alba siempre la heredada faena empieza, en laderas construidas de arcilla y en verdes hojas y tallos que alegran la tarea del dia.

Mi azadón y yo cosecharemos el sufrimiento, de plantar la esperanza, plantar lo que la patria y el Dios del Sol y la Diosa Luna, un dia nos regalarán y ahora los vende patrias mal paridos nos vienen robando, usurpando, arrebatando y así quitarnos hasta las raíces hermanos esa bendición de los Dioses y que es el arte de arar la tierra.

Ser campesino pueblo, es una gloria que con el ver fruto emerger como un trofeo que la madre naturaleza nos regala, nos entrega el honor de ver el maíz emerger como un sublime secreto que de flor se torna en la tortilla de mi pueblo., de un futuro elote florecer y a cuantos miles de miles de gentes de mi pueblo alimentar.

He visto dientes morados, negros, blancos y amarillos dientes del elote, les he visto como miles de aretes transformados en delicias, simple esperanza de saborear miserables pero honrados manjares, esto que desde el mundo del orgullo, serán el pago de la faena conquistada. Sabor histórico Tortilla, dieta de nuestra sangre.

Estiércol y tierra desparramo en abono al mirar al horizonte, porque si Guatemala caminaremos alla donde pernocta el horizonte, ahí iremos porque supe que ahí nace el verde de los ojos mayas, bendición que llena el hambre de los olvidados.

Madre Guatemala amo a los Cuchumatanes, y la sierra de las Minas, porque es ahí donde siembro un frijol al pie de cada milpa. Amo a mi Antigua. Valle donde planto mis macuyes, mis apazotes, mis güisquiles, mis pacayas y no se diga mi rico chile y así hacer picante mi revolcado

Antes de decirte hasta mañana, te dejo mi abrazo con sabor a campesino.
Sal Troccoli

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.