Hector ManuelSiendo nuestro mayor interés dar a conocer a los compositores, cantantes, escritores, poetas y músicos guatemaltecos, hoy, nos complace invitarlos a conocer a un cantante y compositor quetzalteco, quién ha hecho la mayor parte de su carrera musical en los Estados Unidos, se trata de Héctor Manuel.

Si me pongo a pensar en la distancia,
Nunca llegaré.
Mejor empiezo a avanzar

Mi nombre original es Héctor Manuel, nací en la ciudad de Quetzaltenango, pero crecí en el departamento de San Marcos, en donde realicé mis estudios hasta la secundaria, luego emigré hacia la capital para terminar mi carrera de bachiller en la ETMA, también estudié 4 semestres en la universidad de San Carlos, en la carrera de economía. Mi sueño era ser auditor, pero por las circunstancias económicas me vi obligado a estudiar y trabajar hasta que ya no me fue posible continuar mis estudios universitarios; trabajé como agente vendedor de repuestos para camiones Mercedes Benz, pero en el año 90 me llegó el momento de emigrar hacia los Estados Unidos en busca de mejores oportunidades. Viajé con un grupo de jóvenes por las carreteras de México cruzando ríos, ciudades extensas, desiertos, en donde tuvimos toda clase de experiencias; desde policías asaltantes, taxistas extorsionadores, pero sobre todo, gente de muy buen corazón que nos echaba la mano para seguir avanzando. De cualquier manera logramos cruzar la frontera y adentrarnos en la conquista de un nuevo mundo

Mi primer estadía fue en Los Ángeles, en donde trabajé en costura, en almacén de ropa, pero ahí duré muy poco y viajé hacia Nueva York, en donde tuve mi primer trabajo de lavaplatos, ahí recuerdo que lavando platos compuse mi primer canción ya casi formal, aunque no fue la mejor, fue algo que me cayó del cielo, porque me di cuenta que escribir canciones no era nada del otro mundo, por suerte conocí 2 guitarristas que me enseñaron a tocar la guitarra y eso me sirvió para darle mejor sentido a mis composiciones. Ahí entonces compuse el tema que ahora estamos promocionando que se titula El amor es algo mágico, aprovechando conocer la guitarra un poco más, me aventé a tocar mi guitarra en las estaciones del tren, en donde tuve mucha aceptación, ahí grabé mi primer cassette el cual vendía para poder sostenerme y seguir en lo que me gustaba.. Estuve cantando unos dos o tres años en las estaciones del tren, hasta que me adentré en el mundo nocturno, cantando ya para bares y restaurantes, logré establecerme en el mismo escenario por espacio de seis años, viernes, sábados y domingos. Hasta que yo mismo decidí darme un descanso por la monotonía de estar en un mismo lugar.

Después de todo me animé a grabar mi primer producción discográfica titulada Un poco más romántico. El cual tuvo bastante éxito dentro de lo que cabe para un artista independiente. Este disco cuenta con 11 temas originales de un sercidor. Y uno de los temas con más éxito podríamos decir que fue y sigue siendo Casi todas me acuerdan de ella.

En el 2008 lancé mi segundo disco titulado Un día más en el paraíso, este disco cuenta con 16 canciones, pero solo seis de mi propiedad, el motivo de esto, fue que no tenía los fondos para seguir grabando y viéndome en la necesidad de grabar algo en esos años, me vi obligado a meter canciones que no eran de mi autoría, sin embargo no fue por no tener canciones, ya que tengo en mi portafolio aproximadamente 250 canciones inéditas. Y en esta ocasión les prometo que habrá Héctor Manuel, por lo menos para la producción # 25 sin repetir. Eso espero, poder realizar con el apoyo de mi gente y de la gente de todo Latinoamérica que les gusten mis canciones.

Por supuesto que mis 20 años en New York no se pueden resumir en dos páginas, pero les cuento una sola anécdota que me ocurrió en una de mis intervenciones en una estación del tren.

Yo me encontraba cantando, por supuesto que música en español. Y allá a la distancia había un hombre sin una pierna pidiendo limosnas. Yo seguía interpretando y la gente llegaba y se iban, hasta que el hombre sin una pierna se me acercó y del mismo bote que utilizaba para pedir limosnas, sacó $5 dólares y los depositó en el estuche de mi guitarra. Eso me hizo reflexionar y casi con un nudo en la garganta pude decirle gracias. Ese acontecimiento me llevó a escribir una canción que se titula Pobre somos que espero un día poder interpretar en uno de mis discos.

Anécdotas hay muchas, historias que ni se pueden contar. Todos los días nos pasa algo en esta ciudad. Por eso y todo lo anterior, les menciono una de mis verdades.

Porque no pude ser,
Lo que quise ser.
Por eso soy,
Lo que soy

Hector Manuel.
Canta/Autor Independiente, Mundialmente Desconocido.

hector-manuel2