Muy buen día paisano, le saludo desde el Estorcito Alegre para preguntarle como esta y ver si podría ayudarnos con sus letras, esperando que ellas toquen en la conciencia de algunos malos hijos de la patria, si malos hijos que a través de sus negocios turbios están acabando con la belleza que como herencia nos ha regalado la madre tierra, si nos ha regalado a los hijos de esta arcilla sagrada como lo es Guatemala.

Así es nuestro amigo Troccoli, le escribimos de un pequeño poblado de nombre el Estorcito Alegre, tierra del níquel y cuna del manatí, y que en esta fecha hoy mencionada, está agonizando ante la inclemencia de los que hoy gobiernan a la patria, todo esto hermano nuestro pasa en el departamento de Izabal, lugar donde tenemos grandes problemas por la contaminación que en verdad es muy seria, usted no se imagina como se está contaminado toda el agua que por gracias de Ajaw, brota de la tierra y de los cielos se desploma para fertilizar lo que fuera un verde de encanto en un ayer, uno sí, que le vemos difícil de volver.

Paisano queremos que sepa que tenemos en nuestros ojos de agua, brotes sagrados de ese liquido amado, nuestras cañadas que siempre libremente corrieron por valles y quebradas, pero ahora en estos días, tenemos el veneno que se mezcla con el agua y nadie dice nada, hoy no son nada más que fuentes de aguas contaminadas. Ya no más aquellas fuentes naturales que nos regalo la madre tierra y lo triste es nuestro hermano, que en las fuentes del gobierno no existe el apoyo para los pueblos olvidados.

Nuestro paisano Troccoli, “nosotros somos un pueblo más de Guatemala, golpeado por las injusticias y seguiremos en lucha hasta vencer

Jerson Antonio Morales.

Para servir a usted y desde donde tiene su casa el Estorcito Alegre, Dpto. de Izabal.

Mis amigos lectores y radio escuchas, por un momento tomare un rumbo aparte de mi viaje hacia la tierra de Simón Bolívar, tomare ese rumbo diferente hacia uno de esos pueblos que siempre han vivido en mi corazón, esos pueblos olvidados que son los residentes en el amor que radica en mi alma, esos pueblos que siempre visite en la Madre América, si esos pueblos explotados por corruptos vende patrias, esos que solo conocen de la existencia de los humildes hijos de la tierra y antiguos dueños de ella, estas son las únicas veces que estos energúmenos visitan el verde que es la coquetería de nuestra Nola Chapina, si llegan lo sabemos todos solo a firmar contratos al momento de la venta de partes del cuerpo de esta bella Guatemala, es cuando con sus aberrantes e infames firmas, sellan la muerte de ese esplendor que ha existido en todos los rincones de esta bella Guatemala.

Este vez si me Salí de mi ruta al sur de América y lo hice porque quería ser el testigo que condenara a estos que se llenan las asquerosas bolsas de verdes billetes corrompidos y que alegran sus vidas de ladrones, inhumanos que no conocen ni la vergüenza, ni la dignidad, estos no saben los que es amar y respetar la existencia de los originarios hijos de la selva.

Los hijos si, de ese verde que no me canso de repetir, ya que es la respiración maya de nuestro origen, este que crece como un tallo alegrando los sufrimientos que siempre han manchado las alegrías de la historia de nuestro pueblo.

Estorcito Alegre, aquí estoy hermano, estoy con mis letras en la mano, son como balas que atraviesan conciencias que no conocen la pasión por la belleza, misma que esconde el amar y cuidar lo que la madre naturaleza y nuestros dioses del Ayer, dioses que nos regalaron esta Guatemala como un esplendor que siempre alumbraría nuestra descendencia criolla, de tez cobriza, de idiomas diferentes y secretos de cómo amar lo que Ajaw nos dejara por herencia.

Aquí mi gente dejen que les cuente pero bien recuerdo una vez que en mi despertar pensé que había dormido todo el día y al preguntar porque nadie me despertó, solo se rieron porque todavía el reloj no marcaba nada más que las 7 de la mañana y rápido les pregunte y donde está el dios Sol?

Todos se rieron y solo me dijeron, paisano aquí ves a este que fue un bello lugar, sin calles destruidas, sin montanas decapitadas, sin ríos fuera de su cauce, sin la muerte respirar día a día, la razón es que aquí existe una compañía minera de nombre CGN PRONICO, quien a prohibido el derecho de que el dios Sol alumbre nuestros días libremente, aquí la limpieza del viento no existe más, el aire que se respira son millones de partículas que las reparten en humos malignos que se infiltran al huir de las asquerosas chimeneas de las minas, te decíamos se mezclan dentro el paso de la libertad de los vientos que solo recogen veneno y que luego lo comparten o desparraman en lagos y ríos, mas no se diga en los pulmones de nuestra gente, niños, mujeres, hombres y ancianos, la ley del gobierno de Jimmy Morales, presidente de la patria y no se diga todos los diputados que también son parte del festín de quetzales con que llenan sus bolsillos, gracias a aquellos que compran el cuerpo de la patria.

Pregunté por puertas y ventanas, paisanos puedo preguntar él porque nunca ustedes han recurrido a poner sus quejas en las oficinas del gobierno de la patria?

Oficinas del gobierno? Eso decís me respondieron casi todos, decinos amigo Troccoli y esos donde viven porque nosotros nunca hemos sabido de ellos, aquí donde los pueblos marginados suspiramos el robo libremente de los poderosos y en especial el violar lo que es de la madre tierra, aquí donde vemos como toneladas de minerales que sabemos no son solo níquel y que tampoco están en los acuerdos de la explotación minera, no hermano aquí nosotros los que en ese ayer de que tú hablas respirábamos el amor de la montana, ya no sabemos lo que son los serenos de madrugadas, muchos menos comerte un mojarra o un pez del lago, si lo comes el único nutriente que ganas, son unos días menos de vida. Te invitamos a mira el emigrar en pedazos, en rocas y piedras en barcos hacia otros pueblos del mundo.

Y que mi linda Guatemala, que hacemos con tus gobernantes que no les importa que nuestro pueblo muera día a día. sin conocer pasión y clemencia de nadie.

Esta noche en la voz de Radio Mixco, llegaré de la
voz pueblo donde encontrás la solución a que esta bella patria no le sigan carcomiendo los encantos de sus huipiles y refajos de colores extraídos de los secretos de la selva, que haremos para terminar con estos abusos de los padres de la patria, plebe de usurpadores y mercaderes con las riquezas que adornaban las bellezas de esta tierra de Tecún Umán, si estos salvajes hasta la savia del encanto de tus tallos están chupando y así venderlas lejos de tus jardines que son la coquetería de la vida de tus patojos que todavía creen en las esperanzas.

Traigo esta queja pues, desde aquel lugar que antes de los 60 del pasado siglo, camine por las playas del lago de Izabal, puerta al Caribe y mis pies siempre pisaron el encanto de arenas y conchas llenas de salud y vida, siempre vi el final de la vida ahí, le vi como las mismas hojas que su infancia terminaban en los arboles que les dieron el derecho de existir.

Sabrás mi lindo Estorcito Alegre, en esos tiempos ver una hoja morir en el verde en que vos naciste, era un funeral ya descrito por los dioses, pero así como las hojas morían, también el hombre y la mujer morían, pero morían cuando la voluntad de Ajaw decía que la hora había llegado, luego siempre sentado a la orillas de sus aguas, vi a hojas que te hablaba, les vi partir como navegantes a un océano y lo hacían sin conocer el mar, navegan por el Río Dulce y así llegar a final destino, también un paraíso de nuestra naturaleza madre.

Cuando patojo y en los gobiernos dictadores siempre existieron unos malvados que les llamaban OREJAS y su trabajo era siempre escuchar lo que el pueblo inconforme con el gobierno hablaba, espero que todavía existan, ya que necesito que uno de ellos corriendo le lleve el chisme al Sr. Presidente Jimmy Morales y que le diga Sr. presidente aquí encontré a este poeta al servicio de los pueblos que usted no conoce y que escribió para usted.

Le escuche decir que no comprende como un pueblo como el Guatemala puede tener un presidente tan despreocupado en su deber por cuidar a la gente que representa.

Le escuche decir que no comprende como un hijo de Dios, uno que proclama amar a su prójimo se puede olvidar a un pueblo que de centavo en centavo sus impuestos pagan para pagar su cuantioso sueldo y no se digan las regalías que le adornan los arduos días de su despreocupado trabajo por su gente, su obligación de ver que los derechos de los que nacieron en este barro tienen los derechos de existir, lo tienen antes que cualesquier extranjero que nuestras tierras quieran explotar.

Le escuche decir que usted en verdad pasará a ser uno más, si uno más que quedará en la historia como otro inservible que solo defiende los derechos de los grandes, y de su gente que le hizo presidente, nunca jamás, un error muy grande de su parte en la vida de la patria.

Le escuche decir que lo mejor que usted podría hacer, es ahora que tiene pisto mejor renuncie al puesto que lo hizo rico, millonario digamos como todos los demás y con ese pisto que le huevio al pueblo se construya un circo y es ahí donde dejará su nombre en la fama y lo hará como el Payaso más inútil en las alegrías de Guatemala. Mejor renuncie que ya el pueblo se está poniendo harto de usted y para que lo sepa desde la belleza que se está perdiendo en el departamento de Izabal, desde el mismo Estorcito Alegre le piden que si no puede hacer su jale mejor se largue porque ya los pueblos originarios de la patria están listos a barrer cuanta basura pulule por estos bellos parajes de la patria Guatemala.

Por un Estorcito alegre y lejos del veneno, hasta la victoria siempre.

Sal Troccoli

En la imagen al inicio del artículo, se como se ve el día en el Estorcito alegre, Izabal.

Possibly Related Posts: