Un regalo para vos Guatemala

Destacados Poesía

Niñas MayasDe la pluma del poeta y escritor Sal Troccoli, les compartimos este articulo.

Sin saber esta mañana en que mis ojos empezaron a caminar por un nuevo día, y su inquietud despertaron con un grito alegre y fuerte como cuete en feria, el humo de mi alegría se soltó como saltaperico brincando y cantando el encanto que recién nacía, nació como alas multiplicadas de mariposas pintando el viento, emergió con sus colores pintando las sonrisas del día.

Cuantas Nolas endulzan esta vez la mirada de la vida.
Cuantos silencios se abrazaron con la bulla escondida.

Cuantas son las campanas que hasta lejos sus repiques les hacen perderse en ecos llenos de listones, desperdigando la belleza de los colores que sonríen adornando a patojas en el secreto que del alma Maya palpita; si palpita en la existencia de un ayer que hoy empieza a caminar; en ese caminar encuentro la luz de la esperanza que en una marcha en colores de paz y de la mano el pueblo con el pueblo, se desplaza pacíficamente por cualesquier rincón, cualesquier si donde exista un alguien de los pueblos originarios y así formar otro grano en el crecimiento de la vida simplemente el futuro que gobernara los destinos de esta patria Guatemala.

Desde las arenas de Sonora, suelto hoy el amor de los silencios que florecen en el desierto, y de los pétalos de cardos, reparto flores que embellecen el verde de los saguaros, les reparto con el perfume de Cucapas y Mayos indígenas que en mis letras entregan el beso al encanto que los Dioses del Ayer regalaron en estas bellas niñas, patojas de origen Maya, que hoy son la luz que adorna la existencia de esta página.

Mi bella Nola Chapina hoy tu nombre amaneció en mi boca como un regalo del tiempo.

Autor: Sal Troccoli
Crédito de la imagen: Tomada de la página de Sal Troccoli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.