Fue ayer señora Antigua.
Fue en la despedida de la tarde.
Lo fue al arribo de la noche
en que mis ojos se durmieron en el éxtasis
de tu mágica y nocturna belleza.

Te vi Antigua en miles de estrellas
de visita por el sueño de la tierra
regadas así como miles de piedras,
pintaste calles de luz y azufre
toda vos en luces desperdigadas
amando el secreto de los pecados.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.