¿Educar a la antigua o a la moderna?

Destacados Temas de interés

Por: José Ortíz Reyes

los papás siempre comienzan con las frases: No quiero que mi hijo sufra lo que yo padecí o La mano dura no sirvió conmigo, prefiero que sea libre y que disfrute su niñez. Todo va evolucionando, incluso los métodos de educar a los niños, pero la gran disyuntiva es Cómo combinar los viejos parámetros aprendidos con los actuales?

Lo viejo y lo nuevo

La tendencia en la educación actual es dejar que los chicos exploren y desarrollen todo su potencial, sin restricciones, para que en un futuro sean adultos exitosos, muchos padres dejan la educación en manos de los docentes, ya sea porque el trabajo y las actividades no les dejan tiempo para ocuparse de los niños, pero se refugian en Estamos tranquilos porque va a una de las escuelas mejores del país, ¡Gran error!

Por otro lado están las viejas enseñanzas, en las cuales las mamás acosaban a sus hijos para que cumplieran con sus tareas, revisaban cada aspecto de la vida de sus hijos (sus cuadernos, sus amistades, que programas ve en la televisión, juegos electrónicos escogidos, que busca en internet, Facebook, Twitter, etc.) y los mantenían muy bien guardaditos en su casa para que no se «malearan» con las amistades y si llegan a desobedecer se les daban unos buenos cintarazos, un jalón de orejas, o con un se hará o tirarle una chancla para que «Aprendiera» disciplina.

Pero, ni lo uno ni lo otro es lo adecuado. El dejar crecer a los pequeños con tantas libertades, permisos, sin una orientación adecuada ni el fomento de valores y virtudes, habilidades o talento y desarrollo, sólo ocasionara que se convierta en un monstruo, pues no conoce de límites, no sabe lo que es el respeto ni por él ni por los demás.

Como padres hay que tener muy en claro que en el colegio o escuela solo se encargan de que los niños aprendan conceptos y su aplicación en distintas ciencias, pero la verdadera escuela está en casa, porque es ahí donde se fomentan los valores como el respeto, ética, lealtad, disciplina, atención y mesura, grandes dones que se requieren para llegar a ser un adulto exitoso.

Se puede crear un modelo nuevo de educación, al aplicar inteligentemente la vieja usanza con la actual. Por ejemplo estar pendiente de lo que al pequeño le ocurre en la escuela, revisar tareas y trabajos escolares, platicar.

¡sin gritar ni regañar! Para saber si se encuentra bien o algo le preocupa, realizar actividades en familia para que note el apoyo.
Un chico puede ser exitoso en la medida que sus padres aprendan a guiarlo, el dejarlo ejercer su libertad como le plazca le traerá graves problemas en un futuro y los golpes no corregirán una conducta no deseada, sólo crearán a un adulto resentido y violento.

Dorothy Law Nolthe explica: los niños aprenden lo que viven, si los hostigamos generamos en él, aprendizaje de violencia, si tomamos lo que no es nuestro generamos aprendizaje de apropiaremos de lo que no es de nosotros y le enseñamos a robar, si pregunta y damos una respuesta con propiedad responsabilidad y ética, aprende los valores de la responsabilidad y ética siendo responsable y correcto en lo que desarrolle, si mentimos dando información incorrecta y justificándonos aprender que puede mentir cuando no pueda lograr algo o cumplirlo, si nos violentamos y gritamos el Niño aprenderá a ser agresivo. Hay que generar buenos ejemplos para tener buenos resultados. ¿Y qué opina usted?

Crédito de la imagen: nhnieuws.nl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.