A la existencia de sus intenciones.
Busque el castigo al delito por cantar fuera de las reglas,
esas que poetas confundidos en su egoísmo
y soledad desparramada,
llenaron de estilos y acuerdos.
Esos poetas que lejos se detienen,
de caminar por el extenso salado de las arenas
que humedece el océano navegante de solares esparcidos.

Fragmento del poema Yo no vengo a pedir piedad

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.