Todo esto poeta está ahí:
llévalo en el morral de tus recuerdos,
Para que un día puedas usarlos en tu canto.
Todo esto será la suelta inmensidad de un archivo
donde la vida lleve
buscando la clasificación de tus poemas.

Fragmento del poema Yo no vengo a pedir piedad