¿Cuéntame poeta siguió diciendo el Rio Colorado,
supe que conociste también las aguas,
de muchos hermanos ríos diferentes?
Una lluvia me contó al verte por Iquitos,
abrazando el correr del Orinoco,
que te invito a beber las savias de la selva.
Tú y los bichos de la noche,
juntos conocieron almendras en su vestidura.

Fragmento del poema Yo no vengo a pedir piedad