Retorcido y averiado por los años,
y con claros vestigios de los vientos,
que surcaron por su tallo vetusto,
resiste el árbol con hidalguía
el claro desafío de los tiempos.

Y ahora, casi en el ocaso de su vida,
rinde agreste homenaje, a su Creador
inclinando su tallo, contra el viento,
como quien refresca, su mirada al cielo
mientras brilla la luna, en sus renuevos.

Fragmento del poema A un árbol
Sir Anthony Chala’s
Derechos reservados

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.