En nuestra sociedad, ser considerado un líder es el mayor halago. “El liderazgo se ha convertido en un tónico, y la gente lo apetece muchísimo”, opina el psicólogo David Campbell, del Centro para Liderazgo Creativo, en Colorado Springs, Colorado.

El liderazgo confiere poder, nos hace merecedores del respeto de los demás y, lo que es más importante, posibilita los logros. Desafortunadamente, las dotes de dirigente no pueden adquirirse como cualquier producto de tienda; deben cultivarse con esmero.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.