Esa noche donde tú eras la única luciérnaga que guiaba mi sueños y en ellos flotaba entre tus besos, y por que no decirlo que tus brazos eran fraternales!!

La fuerza de ellos era como la de aquel huracán de sentimientos nutridos de esperanza.

Fragmento del poema: La oscura noche
Autor: Emiliano Troccoli
Derechos Reservados

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.