De repente, recordó su nombre
deslizándose sobre su lengua olvidada,
divagando sobre el jardín del pensamiento,
aparecía ante sus ojos,
enriquecía paulatinamente su garganta,
avanzaba galopando entre los fulgores del momento y desaparecía tras las cortinas de otra piel.

Fragmento del poema: Divagar
Autora: De León Isamar

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.