A unos 20.000 años luz de distancia, en el brazo espiral Carina de la Vía Láctea, miles de brillantes estrellas jóvenes se encuentran dentro de la nebulosa gigante NGC 3604.

Este joyero estelar, descubierto por primera vez por Sir John Herschel en 1834, es uno de los cúmulos de estrellas jóvenes más luminosos de la Vía Láctea, y la concentración más densa de estrellas muy masivas conocida en la galaxia. Bañado en gas y polvo, el cúmulo se formó en una gran oleada de formación estelar que se cree que ocurrió hace aproximadamente un millón de años. Las estrellas azules supercalientes en el medio son responsables de la fuerte radiación ultravioleta y los vientos rápidos, creando una enorme cavidad en el gas. Estos monolitos gaseosos tienen unos pocos años luz de altura y apuntan al cúmulo central. ¡Los tallos pueden ser incubadoras de nuevas estrellas!

Crédito: NASA, @ESAy el Hubble Heritage (STScI/AURA) -ESA/@nasahubble

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.